Medición de luz para película (Parte 5)

Tiempo de lectura: 5 minutos

Primera parte

Segunda parte

Tercera parte

Cuarta parte

En la entrada anterior hablamos de las diferencias que pueden existir entre las películas a color. En blanco y negro, la situación es distinta debido no solo a la variedad y variación que puede existir dentro de esta categoría (acá hablamos de las numerosas diferencias que pueden haber entre películas blanco y negro), sino también a la posibilidad de controlar el contraste durante el revelado.

BLANCO Y NEGRO NEGATIVO

Algunos ejemplos son Tri-X, T-Max (Kodak), Delta, HP5 Plus (Ilford) y Neopan (Fuji) entre muchísimas otras. En esta categoría es donde hay más oferta de película. Esta se comporta de manera muy similar al color negativo (mucha tolerancia para la sobreexposición, mucha latitud). Debido a que el proceso de revelado es más personalizado, este tipo de película nos abre otras posibilidades para el control del contraste final del negativo, un proceso más limitado en las películas de color negativo pero que inicia con la correcta medición de luz. El aforismo de medición de luz para este tipo de película también sería: exponer para las sombras.

La medición de luz se puede realizar exactamente de la misma manera que para la película de color negativa. La siguiente sección es, por lo tanto, una copia de lo que hablamos en la entrada anterior.

Recordemos lo que esta gráfica quiere representar: la línea amarilla sería el contraste existente en una escena cualquiera, desde los tonos más oscuros (sombras) hasta los más claros (altas luces). Las líneas verdes representan la latitud de mi película, o la capacidad que tiene para acomodar el rango de luz existente en la escena.

MEDICIÓN DE LUZ PARA BLANCO Y NEGRO, SITUACIONES 1 O 2

Nuestra película será capaz de acomodar las altas luces y las sombras sin perder detalle. Una medición de luz (que en una cámara digital Nikon sería “matricial” o “evaluativa” en Canon) que abarque toda la escena nos daría una aproximación lo suficientemente buena como para obtener una excelente imagen. Si usamos medición puntual, se aconseja buscar un área que sea equivalente a un gris medio y hacer la medición sobre ese punto. Si queremos algo más exacto, podemos utilizar una tarjeta gris 18%** y medir sobre ella. Es recomendable realizar la medición de luz ya sea al ISO de la película o box speed (100 si la película es ISO 100, 400 si la película es ISO 400) o con hasta un stop de sobreexposición/mitad del box speed para asegurarse el tener detalle en las sombras (medición a ISO 50 si la película es ISO 100, medición a ISO 200 si la película es ISO 400). Esta sobreexposición intencional es posible debido a la tolerancia de este tipo de película a la sobreexposición y necesaria debido a la “dificultad” que la película tiene para obtener detalle en las sombras.

**Si no tienen una tarjeta gris, una opción (no perfecta, pero es mejor que nada) es usar la palma de nuestra mano como sustituto. A la medición que registremos habría que agregar un stop más de luz y esto nos dará un aproximado a lo que la tarjeta gris nos daría. Este truco funciona bajo cualquier situación de luz.

MEDICIÓN DE LUZ PARA BLANCO Y NEGRO, SITUACIÓN 3

El contraste de luz de la escena excede por mucho la latitud de nuestra película. Será imposible fotografiar la escena sin perder detalle en las altas luces o en las sombras. Las primeras opciones serían no tomar la fotografía, esperar a una hora del día/situación meteorológica que provoquen un contraste similar a la situación 1 y 3 o hacer un bracketing/horquillado. Pero si no tenemos otra opción, tendríamos que realizar lo que la situación 4 nos sugiere, que es exponer para las sombras. Esto quiere decir mediremos luz en las partes más oscuras de la escena y esos valores serán la base de la exposición para la fotografía. Con esto estaremos protegiendo los detalles de las sombras aun sabiendo que podemos perder detalle en las altas luces. El detalle que no exista en el negativo (sombras, partes menos densas) no se puede recuperar ni en el cuarto oscuro ni en la digitalización, y por eso es importante que exista información en esas áreas. Es recomendable realizar la medición de luz ya sea al ISO de la película o box speed (100 si la película es ISO 100, 400 si la película es ISO 400) o con hasta un stop de sobreexposición/mitad del box speed para asegurarse el tener detalle en las sombras (medición a ISO 50 si la película es ISO 100, medición a ISO 200 si la película es ISO 400).

VARIACIONES

Debido a que estamos fotografiando en escala de grises, es importante previsualizar la imagen final en estos términos. Esto significa anticipar el tono de gris que nuestros sujetos adoptarán antes de tomar la fotografía e incluso antes de medir la luz.

Como vemos en la imagen, a color podemos ver perfectamente la diferencia entre los crayones negro, púrpura y azul. En blanco y negro la situación es bastante distinta. Los tres se registran con el mismo tono oscuro. Algo similar sucede con el amarillo y el naranja, que se ven del mismo tono de gris. Esta anticipación al producto final es clave para una medición de luz adecuada en blanco y negro. Como comentario aparte, una manera de realizar una diferenciación entre dos o más colores es usando filtros de colores.

Recordemos una de las lecciones importantes de esta serie de entradas: el exposímetro está diseñado para dar lecturas de gris medio. Con esta información, yo tengo la posibilidad de escoger el tono de gris que mi sujeto principal tendrá en la fotografía final. Para ello, puedo utilizar el Sistema de Zonas* para ubicar a uno de mis sujetos o un área de interés en un tono de gris específico. Siguiendo este sistema, no necesariamente estamos exponiendo para las sombras, sino controlando la exposición y contraste para algo específico dentro de mi escena.

*Esta es una explicación general del proceso. El Sistema de Zonas requiere la calibración de nuestro equipo y, preferiblemente, el uso de formato grande y por lo tanto es un tema avanzado que no explicaremos a fondo en esta entrada.

Sistema de zonas

Para previsualizar los tonos, los dividimos en 11 zonas que van del negro sin detalle al blanco sin detalle. Tenemos 3 zonas importantes: zona V que es la lectura que nuestro exposímetro** nos da, zona III que es la zona más oscura donde todavía podemos encontrar detalle y la zona VII, que es la zona más clara donde todavía podemos encontrar detalle. Debajo de la zona III y arriba de la zona VII cualquier detalle de nuestro sujeto va a perderse.

**El sistema sirve con medición puntual con exposímetros de luz reflejada, no incidente.

Ahora bien, a partir de la lectura del exposímetro en zona V podemos exponer para el tono deseado. ¿Queremos a nuestro sujeto en zona III? Subexponemos la lectura original por tres stops. ¿Queremos a nuestro sujeto en zona VII? Sobreexponemos la lectura original por tres stops. ¿Queremos a nuestro sujeto en zona 0? Subexponemos a nuestro sujeto por 5 o más stops.

Regresemos al ejemplo de la segunda entrada para ver el sistema en acción.

Si medimos luz puntual sobre el sujeto de en medio, estaríamos presentándolo como gris, no como blanco. En este caso, tendríamos que tomar la medición original y agregar tres stops si queremos ver los detalles. Si sobreexponemos por cuatro o más, estos desaparecen. Esto podemos hacerlo con cualquier zona.

Zona XII (+3 stops de sobreexposición)
Zona X (+5 stops de sobreexposición
Zona V (sin cambios en la exposición)
Zona 3 (-3 stops de subexposición)
Zona 0 (-5 stops de subexposición)

Podríamos hacer lo mismo con nuestro sujeto negro o con cualquier otro. Sin embargo, hay que recordar que esta selección podemos hacerla únicamente para un sujeto o área específicos. Los tonos en el resto de la escena “caerán” donde vayan a caer según su reflectancia, la cantidad de luz que esté cayendo sobre ellos y la exposición que utilicemos. La película sigue teniendo poca tolerancia para la subexposición y por lo tanto sigue siendo algo que debemos tomar en cuenta. Es por estas razones que para usar este sistema, hay que estudiar la luz y medirla en varios puntos de la escena para asegurarnos de que con la exposición que escojamos no perderemos información en otros puntos clave para nuestra fotografía.

Deje un comentario