Lentes u objetivos (Parte 4)

Tiempo de lectura: < 1 minuto

En la entrada anterior hablaba del factor de conversión y su relación con el ángulo de visión, el cual es útil cuando comparamos lentes entre distintos formatos (4/3, APS-C, cuadro completo/full frame, formato medio, formato grande). Esto quiere decir que la información de la longitud focal de un lente está incompleta si no se incluye el formato del que estamos hablando. Así que decir “tomé una fotografía con un lente 90” no me da información concreta. Si la cámara fuera de formato grande, ese lente me daría un ángulo de visión muy amplio. Si fuera APS-C, me daría un ángulo de visión mucho más limitado en comparación.

Lo anterior es para poner en contexto la siguiente serie de fotografías. Todas fueron tomadas con distintos lentes y longitudes focales con una cámara APS-C. Con otro formato, las mismas longitudes focales mostrarían algo muy distinto.

Longitudes focales para una cámara APS-C Nikon. 500 mm, 400 mm, 300 mm, 200 mm, 100 mm, 80 mm, 50 mm, 35 mm, 28 mm, 20 mm, 17 mm, 12 mm y 10 mm.

Como ven, la misma escena, con la misma cámara, en la misma posición, pero con distintas longitudes focales nos da fotografías completamente diferentes. Es por esta razón que la elección del lente es un factor importantísimo en la composición. Muchas veces la intención o concepto detrás de una fotografía solo puede lograrse con la longitud focal adecuada. ¿Quiero mostrar los detalles del edificio? Tengo que usar una longitud focal grande. ¿Quiero mostrar el entorno del edificio? Necesito una longitud focal más pequeña. 

Parte 5.

Deje un comentario