Exposición I

Tiempo de lectura: < 1 minuto

La exposición en fotografía se refiere a la cantidad de luz por unidad de área que una cámara deja llegar a una superficie fotosensible (sensor digital o película fotográfica entre otros). Puesto de manera más sencilla, se refiere a si una foto sale muy clara o muy oscura. Cuando una foto sale muy oscura se dice que está subexpuesta. Cuando sale muy clara está sobreexpuesta. En la gran mayoría de ocasiones necesitamos evitar estos dos extremos y obtener una foto bien expuesta. Ahora bien, ¿de qué maneras podemos dejar entrar más o menos luz para nuestras fotos? Solo existen dos: a través de la apertura y la velocidad de obturación (o tiempo de exposición). Quienes saben un poco de fotografía dirán que existe otra variable que controla la exposición en nuestras fotos. A ellos les diría: “sí, pero no”. Hablaré de ello en otra entrada. Si quieren pistas, analicen las frases que resalté en negrilla.

Habiendo dicho esto, yo agregaría dos variables que son tan o incluso más importantes que las que acabo de mencionar. La primera es la luz. Aprender a verla y controlarla son dos de las habilidades más importantes que un fotógrafo debe aprender. La segunda es la mirada del fotógrafo. Esto se logra estudiando la composición y es un tema que tocaremos aparte. Espero que a través de este sitio podamos juntos aprender a dominar estas aptitudes.

Ir a la siguiente entrada.

Deje un comentario