Medición de luz para película (Parte 2)

Tiempo de lectura: 2 minutos

Primera parte

Antes de continuar explicando este tema, es importante tomar una pausa y hablar acerca del exposímetro y cómo funciona. Los principios básicos son igual de relevantes tanto para digital como para película.

MEDICIÓN DE LUZ PARA PELÍCULA: EL EXPOSÍMETRO

Los exposímetros son dispositivos electrónicos (aunque también los hay analógicos) cuya función es registrar la reflectancia (la cantidad de luz reflejada por un objeto) o la incidencia de luz (cantidad de luz directa o incidente que entra en contacto con el sensor del exposímetro). Debido a sus características, no son capaces de “ver”/medir colores, sino solamente tonos. Es más, los exposímetros no son capaces de dar lecturas de tonos (plural) sino solo de uno específico: gris medio. ¿Qué significa esto? Veamos un ejemplo.

En la imagen tenemos tres objetos con reflectancias diferentes: a la izquierda tenemos uno con reflectancia “media” (un café un poco oscuro), al centro uno con reflectancia alta (blanco) y a la derecha uno con reflectancia baja (negro). A partir de ahora vamos a eliminar la variable “color” y nos enfocaremos únicamente en los tonos (escala de grises). El exposímetro de la cámara estaba configurado para leer la luz en toda la escena y dar un valor aproximado a un gris medio, por lo que tomó en cuenta la reflectancia de los tres objetos y arrojó un “promedio”. No obstante, si aislamos a cada uno de los objetos de tal manera de que el exposímetro solo registre la reflectancia de cada uno individualmente, tenemos los siguientes resultados. Ustedes me dicen a qué objeto pertenece cada fotografía (pista: observen las texturas).

En los tres casos, el exposímetro está cumpliendo perfectamente su función. En la ausencia de más de un solo tono, el exposímetro arroja lecturas que dan como resultado una fotografía de un tono gris medio independientemente de la reflectancia del sujeto.

Ahora bien, ¿qué pasa si quiero que mi sujeto blanco se vea blanco y mi sujeto negro se vea negro? Como ya sabemos que las lecturas del exposímetro están programadas para mostrar gris medio, debemos sobreexponer o subexponer para llegar al tono deseado.

Fotografía de objeto blanco con dos stops de sobreexposición 

Fotografía de objeto negro con dos stops de subeexposición 

En situaciones normales de luz, el exposímetro “normal” está recibiendo información de una infinidad de objetos, lo cual da como resultado fotografías con infinidad de tonos. Si quisiéramos aislar a un sujeto para representarlo como gris, entonces necesitamos un exposímetro con medición puntual de luz, una función que muchas cámaras digitales poseen. En ausencia de este modo, tenemos dos maneras de lograr una aproximación: 1) acercándonos físicamente al sujeto y rellenando el encuadre con él o 2) usando un lente de longitud focal larga y hacer lo mismo que el punto anterior, solo que a distancia. La habilidad para medir luz de manera puntual es clave para una adecuada medición de luz con película.

Deje un comentario