Medición de luz para película (Parte 4)

Tiempo de lectura: 5 minutos

Primera parte

Segunda parte

Tercera parte

Es imposible hablar de una sola estrategia de medición de luz para película ya que cada una posee sus propias características. No obstante, podemos categorizarlas en dos (o tres) segmentos: 1) color positivo, 2a) color negativo y 2b) blanco y negro negativo. Aunque es posible que ya las conozcan, describiré muy brevemente las características de cada uno y el aforismo que las define en términos de medición de luz (esto lo explicaré con más detalle más adelante). En esta entrada nos enfocaremos en la fotografía a color.

COLOR POSITIVO

Los únicos ejemplos son Ektachrome (Kodak) y Velvia, Provia (Fujifilm). En general, estas películas se caracterizan por tener poca latitud y muy poca tolerancia a la sobreexposición. En ese sentido, se comportan de manera muy similar a lo digital, y la medición sigue los mismos principios. No se recomienda en situaciones de mucho contraste y sí donde la saturación de color es parte importante de la imagen. La digitalización de este tipo de película es generalmente fácil ya que el positivo contiene los colores tal y como estaban en la escena original. El aforismo de medición de luz para este tipo de película sería: exponer para las altas luces.

COLOR NEGATIVO

Algunos ejemplos de este tipo de película son Portra, Ektar (Kodak), Superia, Pro 400H (Fujifilm, esta última discontinuada en 2021) y Vista (Agfa) entre muchas otras. Estas películas tienen una latitud impresionante que, junto con su altísima tolerancia a la sobreexposición, las hacen perfectas para situaciones de mucho contraste de luz. La saturación de color no tiene la misma calidad que el color positivo pero esto es solo una característica, no necesariamente una desventaja. Su digitalización es un poco más difícil ya que, al ser negativo, se necesita una conversión adecuada a los colores positivos. El aforismo de medición de luz para este tipo de película sería: exponer para las sombras.

MEDICIÓN DE LUZ SEGÚN CADA CATEGORÍA

Ahora que hicimos estas distinciones, regresaremos a un ejemplo de la entrada anterior para explicar la medición de luz según las dos situaciones típicas de luz que podemos encontrar en cualquier escena: aquella donde el contraste de la escena es mayor a la latitud de la película y otra donde la latitud de la película es mayor al contraste de la escena. Hay que hacer énfasis en un punto importante: muchas de las decisiones de medición de luz suelen ser estéticas/artísticas y por lo tanto dependerán de la intención de quien toma la fotografía. Las recomendaciones que exploraremos en esta sección serían las “técnicamente correctas” pero no son las únicas o las “mejores”.

Posibles situaciones de luz

Recordemos lo que esta gráfica quiere representar: la línea amarilla sería el contraste existente en una escena cualquiera, desde los tonos más oscuros (sombras) hasta los más claros (altas luces). Las líneas verdes representan la latitud de mi película, o la capacidad que tiene para acomodar el rango de luz existente en la escena.

MEDICIÓN DE LUZ PARA COLOR POSITIVO, SITUACIONES 1 O 2

En dichas situaciones, nuestra película será capaz de acomodar las altas luces y las sombras sin perder detalle. Una medición de luz (que en una cámara digital Nikon sería “matricial” o “evaluativa” en Canon) que abarque toda la escena nos daría una aproximación lo suficientemente buena como para obtener una excelente imagen. Es importante realizar la medición al ISO de la película o box speed (100 si la película es ISO 100, 400 si la película es ISO 400).

MEDICIÓN DE LUZ PARA COLOR POSITIVO, SITUACIÓN 3

El contraste de luz de la escena excede por mucho la latitud de nuestra película. Será imposible fotografiar la escena sin perder detalle en las altas luces o en las sombras. Las primeras opciones serían no tomar la fotografía, esperar a una hora del día/situación meteorológica que provoquen un contraste similar a la situación 1 y 3 o hacer un bracketing/horquillado*. Pero si no tenemos otra opción, tendríamos que realizar lo que la situación 5 nos sugiere, que es exponer para las altas luces. Esto quiere decir que buscaré la parte más clara de la escena y haré mi medición de luz sobre ella, y los valores que obtenga serán los que use para tomar la fotografía. Obviamente con esto pierdo detalle en las sombras, pero mantendré el detalle en las altas luces donde este tipo de película pierde tolerancia. Es importante realizar la medición de luz al ISO de la película o box speed (100 si la película es ISO 100, 400 si la película es ISO 400).

*Esta técnica se refiere a la toma de varias fotografías de la misma escena a diferentes valores de exposición para tener opciones de dónde escoger. Por ejemplo, tomando una a la exposición base, y varias a +/- 1, +/-2 e incluso +/-3 stops arriba y debajo de la base.

Posibles situaciones de luz

MEDICIÓN DE LUZ PARA COLOR NEGATIVO, SITUACIONES 1 O 2

Tenemos exactamente la misma estrategia que para el color positivo. Nuestra película será capaz de acomodar las altas luces y las sombras sin perder detalle. Una medición de luz (que en una cámara digital Nikon sería “matricial” o “evaluativa” en Canon) que abarque toda la escena nos daría una aproximación lo suficientemente buena como para obtener una excelente imagen. Si usamos medición puntual, se aconseja buscar un área que sea equivalente a un gris medio y hacer la medición sobre ese punto. Si queremos algo más exacto, podemos utilizar una tarjeta gris 18%** y medir sobre ella. Es recomendable realizar la medición de luz ya sea al ISO de la película o box speed (100 si la película es ISO 100, 400 si la película es ISO 400) o con hasta un stop de sobreexposición/mitad del box speed para asegurarse el tener detalle en las sombras (medición a ISO 50 si la película es ISO 100, medición a ISO 200 si la película es ISO 400). Esta sobreexposición intencional es posible debido a la tolerancia de este tipo de película a la sobreexposición y necesaria debido a la “dificultad” que la película tiene para obtener detalle en las sombras.

**Si no tienen una tarjeta gris, una opción (no perfecta, pero es mejor que nada) es usar la palma de nuestra mano como sustituto. A la medición que registremos habría que agregar un stop más de luz y esto nos dará un aproximado a lo que la tarjeta gris nos daría. Este truco funciona bajo cualquier situación de luz.

MEDICIÓN DE LUZ PARA COLOR NEGATIVO, SITUACIÓN 3

El contraste de luz de la escena excede por mucho la latitud de nuestra película. Será imposible fotografiar la escena sin perder detalle en las altas luces o en las sombras. Las primeras opciones serían no tomar la fotografía, esperar a una hora del día/situación meteorológica que provoquen un contraste similar a la situación 1 y 3 o hacer un bracketing/horquillado. Pero si no tenemos otra opción, tendríamos que realizar lo que la situación 4 nos sugiere, que es exponer para las sombras. Esto quiere decir mediremos luz en las partes más oscuras de la escena y esos valores serán la base de la exposición para la fotografía. Con esto estaremos protegiendo los detalles de las sombras aun sabiendo que podemos perder detalle en las altas luces. El detalle que no exista en el negativo (sombras, partes menos densas) no se puede recuperar ni en el cuarto oscuro ni en la digitalización, y por eso es importante que exista información en esas áreas. Es recomendable realizar la medición de luz ya sea al ISO de la película o box speed (100 si la película es ISO 100, 400 si la película es ISO 400) o con hasta un stop de sobreexposición/mitad del box speed para asegurarse el tener detalle en las sombras (medición a ISO 50 si la película es ISO 100, medición a ISO 200 si la película es ISO 400).

Aparte de la cantidad de luz, ¿qué efecto tiene el medir luz a diferentes ISOs? Por ejemplo, si medimos al ISO de la película o box speed, los colores serán en general “neutros” o naturales. Si seguimos la recomendación de medir luz a la mitad del box speed, (esencialmente sobreexponiendo la película), podemos tener menos contraste y colores menos saturados y, si la sobreexposición es excesiva, podemos ver cambios de color que en general no son deseables. Finalmente, si por alguna razón subexponemos nuestro negativo, una ventaja podría ser una ligera saturación en los colores y más contraste en el negativo.  

Deje un comentario