Fotografía en el Museo Nacional de Arte Moderno “Carlos Mérida” (Parte 3)

Tiempo de lectura: 2 minutos

Primera parte

Segunda parte

COLECCIÓN DE FOTOGRAFÍA(S) EN EL MUSEO NACIONAL DE ARTE MODERNO “CARLOS MÉRIDA”

En la entrada anterior mencioné varias de las muestras fotográficas que se han expuesto en el Museo. No está de más indicar que todas fueron temporales y las fotografías que se expusieron no forman parte de sus colecciones. Esto nos lleva al comentario principal de esta serie de entradas.

El año pasado el Museo editó el libro “Colección Patrimonio Nacional de Guatemala” (descargable en este vínculo) mostrando una selección de obras de ochenta artistas guatemaltecos que se puede apreciar en su Sala de Exposición Permanente. De las ochenta obras en el libro, la fotografía está representada una sola vez (una obra de Luis González Palma). Hice una visita al Museo el mes pasado para comprobar de que no se tratara de una omisión involuntaria pero ciertamente solo hay una fotografía en exhibición*. Sería como visitar un Museo de Arte Moderno donde no existieran pinturas ni esculturas.

Portada y detalle del libro

Dado lo que he explicado sobre la fotografía en las otras entradas (fue prácticamente el catalizador del movimiento modernista y parte importantísima en la historia y patrimonio de museos importantes), me parece que es un enorme desacierto que esté tan subrepresentada en el Museo. El observar una sola fotografía entre tantas pinturas, esculturas y grabados podría transmitir la idea de que no está al mismo nivel artístico y creo que ya bien entrados en el siglo XXI no hace falta discutir si la fotografía es arte o no. Yo sé que no es ese el discurso que pretende dar el Museo, pero los niños y jóvenes que lo visitan pueden llevarse esa impresión.

El silencio flota sobre el silencio - Luis González Palma (1999). La única fotografía en exhibición en el Museo.

SUGERENCIAS

El Museo necesita no solo adquirir obra, sino también crear el espacio para incorporarla dentro de la Sala de Exhibición Permanente. Como fotógrafo yo iría más allá y agregaría textos remarcando la importancia que tuvo sobre el arte moderno en general.

Aunque la tradición de fotografía artística dentro del arte moderno en Guatemala comienza un poco tarde (a partir del primer tercio del siglo XX), ello no significa que no haya material con el cual se puedan complementar las colecciones del Museo. Dentro de los numerosos fotógrafos que poseen obra que definitivamente debería estar dentro de las colecciones yo propondría a Julio Zadik (1916 – 2002), María Cristina Orive (1931 – 2017), Ricardo Mata (1934 – 2012), Daniel Chauche (1951 – ) y Daniel Hernández-Salazar (1956 – ). Dada la importancia de Luis González Palma (1957 – ) dentro de la fotografía no solo en Guatemala sino Latino América, también sugeriría obtener más obra de él. Hay otros fotógrafos que también merecerían estar en el Museo pero solo me limité a un top 5 según mi opinión. También sería importante adquirir fotografías de artistas que, sin ser fotógrafos exclusivamente, lograron destacar en el campo (Moisés Barrios, Irene Torrebiarte y Marvin Olivares por mencionar algunos).

*Un poco deteriorada, por cierto. Además, en el momento de mi visita había en exhibición una colección fotográfica de retratos de Carlos Mérida en varias etapas de su vida (sin créditos o cédulas que brinden información o contexto) pero por diseño no cumplen con una función artística.

Última parte

Deje un comentario