Iluminación y CRI o IRC (Parte 2)

Tiempo de lectura: 3 minutos

En la primera parte hablamos de qué es el CRI o IRC y mostramos las diferencias en la reproducción de color de cinco tecnologías distintas de iluminación. Para iniciar esta entrada, pondré cada par de fotografías lado a lado antes y después de realizar un balance de blancos personalizado. En todos los ejemplos podemos observar la diferencia y cómo los colores se ven más acertados.

ANTES
DESPUÉS
ANTES
DESPUÉS
ANTES
DESPUÉS
ANTES
DESPUÉS
ANTES
DESPUÉS

En cuanto a las diferencias entre tecnologías, existen demasiadas combinaciones como para ilustrarlas todas lado a lado, pero escogeré aquellas en donde el cambio es bastante notable. Comenzaré con comparaciones antes de realizar un balance de blancos personalizado.

En la primera comparación escogí esas dos tecnologías ya que el contraste permite observar una característica de los flashes: a pesar de estar supuestamente graduados a 5,500 K, la luz suele tener una temperatura fría (tono azul). Si trabajamos solo con este tipo de flashes entonces es fácil controlar nuestra temperatura de color, pero si los mezclamos con luces de estudio, el contraste del color entre ambos tipos de luz podría introducir problemas en nuestras fotografías (a menos de que sea una decisión artística).  

En la segunda comparación puse lado a lado a las dos tecnologías más similares entre sí: incandescente de tungsteno y de halógeno. Creo que podemos coincidir en que en este ejemplo la luz de halógeno muestra una mejor rendición de color debido a la dominante amarilla que provoca la luz de tungsteno.

En estas últimas dos comparaciones también hay que tomar en cuenta la capacidad de la propia cámara para eliminar automáticamente cualquier dominante de color que presente cada fuente de luz. Es decir, en ambas situaciones estamos evaluando tanto el CRI o IRC como las capacidades de la cámara para corregir color. Los mismos sujetos fotografiados bajo las mismas condiciones de luz presentarían colores diferentes con otras cámaras.

Para realizar una comparación más efectiva es necesario neutralizar las dominantes de color con un balance de blancos personalizado. A continuación, muestro las comparaciones usando los mismos dos ejemplos anteriores.

Salvo una diferencia en exposición en la primera comparación, vemos que después de hacer un balance de blancos personalizado las fotografías se ven mucho más similares en términos de color. A partir de lo que hemos hecho hasta acá podemos sacar varias lecciones. La primera sería no enfocarse tanto en el tipo de fuente de luz que utilizamos para tomar fotografías, sino en el buen uso y manejo de las herramientas que tengamos a nuestra disposición (en este caso, el uso adecuado del balance de blancos). La segunda es que muy probablemente 3 personas al azar escogerían tres tipos de luz distinta como su favorita o como la que ven más natural. Esto quiere decir que si estamos tomando fotografías para nosotros, buscando consumar nuestra visión o satisfacer nuestros propios gustos, entonces no nos debe importar que hayan pequeñas (o grandes) diferencias en la reproducción de color de varias fuentes de luz. El color es un elemento creativo muy subjetivo y, a menos de que estemos trabajando profesionalmente con productos u obras de arte (por poner dos ejemplos), entonces lo que nos guste será lo “correcto”. La tercera lección ya es para un trabajo fotográfico profesional como los ejemplos que acabo de mencionar. La reproducción de color es importantísima si se trabaja comercialmente con compañías que crean y utilizan colores específicos para sus marcas y su identidad. El color que distingue a la marca de una gaseosa o de un restaurante no debe, bajo ninguna circunstancia, verse afectado por la iluminación que utilicemos para fotografiar sus productos o servicios. De la misma manera, un pintor o dibujante escoge sus colores de manera meticulosa para transmitir sus ideas, emociones, pensamientos. Es en estos casos donde hay que estar conscientes del CRI o IRC de nuestra iluminación y tomar los pasos necesarios para evitar cualquier desviación no deseada de los colores. Esto implica otra serie de consideraciones (como el espacio de color) que poco a poco iremos explorando en futuras ocasiones.

Deje un comentario