Le violon d’Ingres (1924)

Tiempo de lectura: 3 minutos

MAN RAY, n.m. synon. de Joie jouer jouir

 

– Marcel Duchamp [1]

Fotógrafo, escritor, pintor, ilustrador, escultor, cineasta; sinónimo de alegría, jugar, gozar… Man Ray (Emmanuel Radnitzky; 1890-1976) es uno de los artistas más versátiles, prolíficos e influyentes en la historia del arte moderno y contemporáneo. Su desarrollo como artista polifacético estuvo fuertemente inspirado por el trabajo que veía en la Galería 291 de Alfred Stieglitz [1] [2], quien exponía el trabajo de artistas europeos de la vanguardia de principios del siglo XX. El propio Ray sería miembro importante de dos corrientes vanguardistas que estaban por revolucionar y alterar el mundo del arte: el dadaísmo y el surrealismo.

Portrait of Alfred Stieglitz (1913) - Man Ray

LA FOTOGRAFÍA

La Baigneuse Valpinçon (1808) - Jean-Auguste-Dominique Ingres (también conocida como La Grande Baigneuse o simplemente La Baigneuse)

Inspirado por La Baigneuse Valpinçon de Jean-Auguste-Dominique Ingres, quien a su vez se inspiró por algunas pinturas de Rafael Sanzio y Jacob van Loo, Ray realizó esta obra de arte que a primera vista no tiene mucho de especial pero que muestra toda su creatividad, ingenio y hasta humor. En primer lugar, observó que la figura de su modelo (Kiki de Montparnasse*, musa y amante de Ray) se asemejaba al cuerpo de un violín, logrando hacer un símil visual con el instrumento. En segundo lugar, los oídos del violín al que hace referencia fueron una intervención a la impresión del negativo, dándole un tratamiento que va más allá de la fotografía, elevándola a nivel de arte en una época en la cual no era ampliamente considerada como tal. En tercer lugar, es un juego de palabras triple al referirse no solo a la pintura de Ingres, sino a su afición (de Ingres) por el violín y a la frase “violon d’Ingres” como sinónimo de hobby o pasatiempo, lo que a su vez podría sugerir que Ray, con esta imagen, nos está diciendo que sus pasatiempos son la fotografía y la propia Kiki. Con esto último, personalmente no creo que se trate de misoginia sino una declaración de amor o cariño, ya que no hay indicios de maltrato en su relación.

*Alice Prin, mujer con una vida interesantísima. La introducción de su autobiografía fue escrita por el propio Ernest Hemingway.

Le violon d’Ingres (1924) – Man Ray

Con esta fotografía, Ray demostraba que el medio se prestaba no solo para la experimentación, sino también para la expresión artística en una época donde la fotografía era menospreciada y aún no era ampliamente reconocida como arte. Sus experimentos continuarían con solarizaciones (técnica que invierte tonos en el cuarto oscuro), rayogramas (un técnica de hacer fotografía/imágenes sin una cámara fotográfica) y light grafiti (siendo probablemente uno de los primeros fotógrafos en realizarlo). En otras ramas del arte llegaría a realizar arte encontrado y conceptual, algo que en su época no solo era novedoso, sino controversial (incluso hoy en día siguen existiendo detractores muy vocales contra esos géneros artísticos). Sus cortometrajes están llenos de misterio. Y para alguien que se movía en círculos artísticos de vanguardia y “rebeldes”, es interesante conocer que Ray también hizo fotografía de modas para revistas como Vogue y Harper’s Bazaar [3] sin perder su esencia y estilo.

La influencia de Ray se deja ver en fotógrafos que a su vez tienen mucha influencia sobre la fotografía actual. Joel-Peter Witkin posee un estilo muy macabro y alienante, pero al ver su fotografía podemos identificar exactamente a quién está haciendo homenaje (la imagen podría molestar a ciertas personas. Favor de correr el deslizador manualmente para visualizarla).

Woman once a bird (1990) – Joel-Peter Witkin

Fuentes

 

[1]. Ray, Man. 1963. Self Portrait. Boston, Toronto: Little, Brown and Company.

[2]. Ray, Man. 1917. Impressions of 291. Camera Work. 17: 61.

[3]. Geczy, A. & Karaminas, V. (2016). Fashion’s double: representations of fashion in painting, photography and film. Londres: Bloomsbury Academic

Deje un comentario