Milk Drop Coronet (1936)

Tiempo de lectura: 2 minutos

El fotógrafo estadounidense Alvin Langdon Coburn dijo en 1918 que la fotografía era un instrumento de “visión rápida”. Aunque seguramente no se refería a la velocidad de obturación con la cual se toma una fotografía, en ese momento no se imaginaba la manera en que esa visión se llegaría a materializar.

Death of a Lightbulb (II) - 1936
Harold Edgerton (también conocido por algunos con el simpático apodo de “Papa Flash” [1]) fue un científico que, sin considerarse un fotógrafo, dejó un aporte que podría ser el salto cualitativo tecnológico de la fotografía más importante del último siglo: el flash estroboscópico.
Football Kick - 1938

Fue trabajando para el MIT inventó el flash estroboscópico, capaz de disparar a velocidades (1/100,000 a 1/1,000,000 de segundo) que las cámaras convencionales no pueden igualar, ni siquiera ahora en la era digital. Para lograr este tipo de fotografías, Edgerton usó una técnica bastante conocida para quienes hemos necesitado disparar un flash a distancia sin poseer un disparador remoto: el ambiente se pone en completa oscuridad, se abre el obturador de la cámara (como el ambiente está oscuro, no importa cuánto tiempo esté accionado) y se dispara el flash para obtener la imagen. Claro, el trabajo de Edgerton es mucho más complejo, ya que las acciones que documentaba solo duraban de milésimas a millonésimas de segundo. Aunque la imagen de la leche es una de las más famosas, fotografió otras situaciones que aún hoy en día resultarían muy difíciles de captar sin el equipo adecuado. Sin embargo, el ingrediente principal siempre es el flash estroboscópico.

Cutting the Card Quickly! - 1964

La técnica no solo permite la captura de un solo momento como en los ejemplos ya mostrados, sino también secuencias que fraccionan una acción en pedazos discretos, similar a lo que ya habían realizado fotógrafos como Étienne-Jules Marey y Eadweard Muybridge.

Multiflash: Baseball Swing with Face - fecha desconocida
Las fotografías de Edgerton no solo tienen valor científico, sino también estético y artístico. Tanto así, que la primera exposición fotográfica del MoMA, la cual fue organizada por Beaumont Newhall y Ansel Adams en 1940, incluyeron a la fotografía que ilustra esta entrada. Uno de los objetivos de la exposición era el de “…sugerir las posibilidades de la visión fotográfica” [2].
Golf Swing (Multiflash) - 1938
Los aportes de Edgerton fueron reconocidos y utilizados en distintas áreas. Por ejemplo, en 1940 recibió un Oscar por un cortometraje que realizó y en 1946 recibió la Medalla de la Libertad por ayudar a realizar fotografías aéreas de reconocimiento durante la Segunda Guerra Mundial [1]. Su trabajo también contribuyó a la exploración del océano junto con Jacques Cousteau. La tecnología que desarrolló para este último propósito permitió encontrar los restos del Titanic en la década de los 80 [3].
Baton Multiflash - 1953

Fuentes

 

[1] Wanucha, G. (2013, 4 enero). Remembering ‘Papa Flash’. Recuperado de:  https://news.mit.edu/2013/remembering-harold-edgerton

[2] MoMA. Sixty Photographs: A Survey of Camera Esthetics. Recuperado de: https://www.moma.org/calendar/exhibitions/2089

[3] Belden-Adams, K. (2011). Harold Edgerton and Complications of the ‘Photographic Instant’. FRAME: a journal of visual and material culture. Issue one, Spring.

Deje un comentario