Vue d’Agen (1877)

Tiempo de lectura: 3 minutos

Un tiempo atrás escribimos acerca de la fotografía a color de James Clerk Maxwell y Thomas Sutton. Hablamos de que en realidad eran tres fotografías superpuestas usando el método aditivo y que el experimento no tuvo que haber funcionado ya que el material no era sensible a una gran parte del espectro visible. No solo eso, sino que el método era muy poco práctico. Para observar el fenómeno era necesario proyectar en un espacio oscuro las tres imágenes con tres proyectores distintos sobre una superficie vertical. Debido a que el experimento se orientaba hacia la demostración de la ciencia del color, las aplicaciones orientadas hacia la fotografía no fueron exploradas. No fue sino hasta ocho años después que Louis Ducos du Hauron (de apenas 22 años) fue el primero en ofrecer el primer método práctico para obtener impresiones a color.

LA HIPÓTESIS

En 1869 publicó un libro llamado “Les Couleurs en photographie. Solution du problème”. En él proponía que solo a través de métodos indirectos (contrario a los métodos directos como el daguerrotipo) el problema de la fotografía a color podía ser resuelto. La base de su razonamiento era lo que Maxwell y Sutton demostraron: se pueden obtener todos los colores a través de solo tres primarios. En su método, los colores a utilizar eran seis en realidad: verde, violeta y naranja por un lado y rojo, amarillo y azul por otro. Al ser el primero en hacerlo, también sugirió el nombre de héliochromie 1, continuando con un tema que hablamos en la entrada la palabra “fotografía”.

LA TÉCNICA

El procedimiento era el siguiente: tomaba tres fotografías blanco y negro sobre vidrio a través de tres filtros de color verde, violeta y naranja (individualmente). Luego sensibilizaba tres hojas de papel con gelatinas del color complementario de los filtros: rojo (para la fotografía con filtro verde), amarillo (para la fotografía con filtro violeta) y azul (para la fotografía con filtro naranja) [2]. Como un paréntesis, para conocer los complementarios de casi cualquier color basta con observar un círculo cromático. Los colores opuestos en la rueda son complementarios.

Círculo cromático para el método RYB

Para el siguiente paso, las hojas de papel se presionaban contra las tres fotografías originales y se exponían de nuevo a la luz, dejando los colores en las fotografías originales. Después se presionaban las originales contra otra placa de vidrio para transferirle los colores [2]. Estas últimas placas funcionaban como una especie de sello, y cada placa se presionaba en registro sobre una misma hoja de papel para obtener la fotografía final.

Hoy en día seguimos usamos los principios de este método substractivo. Nuestras impresoras a color utilizan únicamente tres tintas de color cian, magenta y amarillo para obtener todos los colores. Existen también impresoras de sublimación que imprimen con calor tres o cuatro “negativos” sobre un mismo papel de una manera muy similar a la última etapa del método de Ducos du Hauron.

Las impresoras de este tipo dibujan la misma imagen en cada uno de estos colores y luego con calor las imprimen perfectamente alineadas sobre una misma hoja de papel

CRÉDITO COMPARTIDO

Por último hay que mencionar brevemente al francés Charles Cros, quien increíblemente publicó su propio método para obtener impresiones a color el mismo día que Ducos du Hauron (7 de mayo de 1869) y ante la misma sociedad científica (Societé Française de Photographie) [3], demostrando una vez más el principio de descubrimiento múltiple que mencionamos en la entrada sobre Hercule Florence.

 

Fuentes:

 

[1] Ducos du Hauron, L. (1869). Les Couleurs en photographie. Solution du problème. Paris: A. Marion

[2] Woolfson, M. (2012). The fundamentals of imaging: from particles to galaxies. Hackensack, NJ: Imperial College Press

[3] Isler-de Jongh, A. (1994). The origins of colour photography. History of Photography. 18(2): 111–119.

Deje un comentario