Boulevard du Temple (1838)

Tiempo de lectura: 2 minutos
El éxito de Niépce desencadenó una serie de eventos que aceleraron el desarrollo de la nueva ciencia-arte que más adelante iba a ser reconocida mundialmente como “fotografía”. Aunque se conocieron en 1826 gracias a un “óptico indiscreto” en París cuyos comentarios animaron a Niépce a buscar correspondencia, no fue sino hasta finales de 1829 que otro francés llamado Louis Jacques-Mandé Daguerre se asocia con él para seguir desarrollando el proceso de la fotografía [1]. Dicha colaboración termina súbitamente tras la muerte de Niépce en 1833. No obstante, esta relación ayudó a Daguerre a inventar otro proceso fotográfico que él mismo denomina como daguerrotipo (Daguerréotype) y que describe en el primer manual de fotografía de la historia [2]. Daguerre muestra su invento a François Arago, en ese entonces diputado francés y también Secretario de la Academia de Ciencias, quien le propone una pensión gubernamental a cambio de los detalles del proceso. La idea de Arago era que el gobierno francés donara el invento al mundo (cosa que sí sucedió).
Daguerrotipo de Daguerre por Charles Richard Meade (1848)

El proceso para elaborar un daguerrotipo era complejo y peligroso (el revelado se realizaba con vapores de mercurio). Por otro lado, esta técnica se realizaba con plata como base (y no con betún de judea como el proceso de Niépce), brindada no por los químicos necesarios para sensibilizar la superficie, sino porque la superficie en sí era una placa de plata [1] [3]. Los métodos a base de plata son los que sobreviven hoy en día y son la base de los rollos blanco y negro o a color que podemos conseguir en ciertas tiendas fotográficas.

De los numerosos daguerrotipos que Daguerre realizó, presento este por la particularidad de ser la fotografía más antigua en la cual se aprecian personas (dejo al lector ubicarlas à la¿Dónde está Wally?”). Como mencioné en la entrada sobre Niépce, los tiempos de exposición de los primeros métodos fotográficos eran de horas y ninguna persona en su sano juicio tiene la paciencia o el deseo de posar tanto tiempo ante una cámara. El método de Daguerre acortó los tiempos de exposición a minutos pero la técnica aún era difícil de emplear para retratos.

El hecho de ser una larga exposición explica por qué la calle se ve tan desolada. En esa época este detalle provocó críticas a esta fotografía, ya que no mostraba la vida y movimiento de una ciudad tan grande e inquieta como París [4].

Inventos y aportes a la ciencia (más allá de la fotografía):

Diorama (una especie de teatro móvil)

 

Fuentes

[1] Daguerre, L. (1839). Historique et description des procédés du Daguerréotype et du Diorama. París: Alphonse Giroux et Cie.

[2] Peres, M. et al. (2008). The concise focal encyclopedia of photography. Burlington, MA: Focal Press

[3] Hirsch, R. (2017). Seizing the light. A social & aesthetic history of photography (3a. Ed.). Nueva York: Routledge, Taylor & Francis Group

[4] Siegel, S. (2015). Daguerre in the city. Daguerreotype Journal. 2(3), 21-27

Deje un comentario