Loyalist Militiaman at the Moment of Death, Cerro Muriano, September 5th, 1936 (1936)

Tiempo de lectura: 3 minutos
Pocas fotografías han sido tan emblemáticas y a la vez tan polémicas como esta. Esta combinación de características también la ha vuelto una de las más estudiadas e investigadas de la historia. Sin conocer sus antecedentes (y a partir del título), lo que vemos es la imagen tomada por Robert Capa en el momento justo en el que un soldado republicano es impactado por una bala en plena batalla en el Cerro Muriano (provincia de Córdoba) en España. Cuando hablamos de la Guerra Civil Española, esta fotografía es la que viene a la mente de muchísimas personas. Es una “imagen-sinónimo” si inventamos un nuevo término. Pero, ¿por qué es tan polémica? Déjenme explicarles las razones.

PRIMERO, ¿QUIÉN FUE ROBERT CAPA?

Robert Capa (Endre Ernő Friedmann) se encuentra siempre en los listados de los mejores fotógrafos de la historia. Como mencionamos en la entrada anterior, es difícil hacer un ranking general de los mejores fotógrafos pero, si estableciéramos categorías, la de “fotografía de guerra” estaría liderada por él. De hecho, su muerte se dio documentando la Guerra de Indochina, después de pisar una mina [1]. Y al igual que Cartier-Bresson, su lugar en la historia de la fotografía quedó cementado no solo por su trabajo fotográfico, sino también por ser otro de los miembros fundadores de la Agencia Magnum.
Retrato de Robert Capa por Gerda Taro (1937)

PRIMERA POLÉMICA: NO ES CERRO MURIANO

Hay dos datos que prueban que la fotografía no se tomó en Cerro Muriano: en esa localidad no hubo combates el 5 de septiembre y el terreno y paisaje no corresponde al Cerro, sino a otra localidad en el municipio de Espejo, a 50 kms de distancia [2] [3].

SEGUNDA POLÉMICA: FUE POSADA

Capa dio diferentes versiones de lo que sucedió ese día. En una, dijo que había pedido a los soldados que bajaran corriendo en un momento de cese al fuego pero que fueron atacados de manera inesperada. En otra, dijo que estaba en una trinchera junto con los soldados mientras recibían fuego enemigo y captó la muerte del soldado cuando salió a atacar. Una prueba de que probablemente fue posada está en la publicación original en la revista Vu [1]. Es muy poco probable que Capa haya capturado la muerte de dos soldados con prácticamente el mismo encuadre.
Publicación en revista Vu, 23 de septiembre de 1936.

TERCERA POLÉMICA: NO FUE CAPA QUIEN TOMÓ LA FOTOGRAFÍA

“Capa” no es un nombre verdadero sino un pseudónimo (“cápa” significa tiburón en húngaro) que Friedmann usó junto con Gerda Taro (cuyo apellido verdadero era Pohorylle), su pareja y también fotógrafa para que juntos pudieran vender sus fotografías escondiendo su identidad judía después de la Primera Guerra Mundial. Se sabe que Robert usaba una cámara 35 mm (Leica, Contax), mientras que Taro tenía preferencia por una Reflex-Korelle de formato medio (6×6 cms) [3]. La fotografía del soldado fue tomada en formato cuadrado (en su versión original), por lo que definitivamente fue tomada por la cámara de Taro. Aunque no es una prueba definitiva, al menos queda abierta la posibilidad de que ella sea la verdadera autora de la fotografía, posada o no. Y como dato extra, la propia Taro fallecería un año después, en 1937, en España durante un repliegue del ejército republicano. Esto la convertería en la primera mujer fotoperiodista y la primera fotógrafa en morir cubriendo una guerra.
Gerda Taro

Sea como sea, el legado fotográfico de Capa no debería, en principio, verse tan afectado si todo esto fuera cierto. Hay que dejar que el resto de sus imágenes hablen por sí solas, y vaya si éstas no tienen mucho qué decir.

Fuentes

 

[1] Kershaw, A. (2010). Sangre y champán: La vida y época de Robert Capa.

[2] 20MINUTOS.ES (2009, 17 julio). Adiós al mito del miliciano de Cerro Muriano: la foto de Capa era un montaje. Recuperado de https://www.20minutos.es/noticia/480628/0/capa/cerro-muriano/montaje/

[3] Penco Valenzuela, F. (2014, 23 septiembre). Gerda Taro: una fotógrafa olvidada. Recuperado de https://revistamito.com/gerda-taro-una-fotografa-olvidada/

Deje un comentario