Equipo mínimo para fotografía analógica

Tiempo de lectura: 5 minutos

En la entrada anterior hablé del equipo mínimo para hacer fotografía digital, tomando en cuenta algunos aspectos que suelen ignorarse pero que tarde o temprano se desvelan por sí solos. En esta ocasión hablaré del equipo mínimo necesario para hacer fotografía analógica.

CÁMARA

Aunque en fotografía analógica existen muchas más marcas que en digital (Argus, Canon, Contax, Fuji, Kodak, Konica, Leica, Mamiya, Minolta, Nikon*, Olympus, Pentax, Yashica, Zenit entre otras), la calidad entre ellas varía mucho más. Mientras que en digital prácticamente podemos comprar cualquier marca sin ver diferencias enormes en calidad fotográfica, con película se nota mucho más la variedad en la calidad de diseño, materiales y manufactura de cuerpos. Si quieren conocer las opciones que tienen para conseguir una cámara de película 35 mm pueden consultar esta entrada. Dentro de toda esta variedad de cuerpos podemos encontrar cámaras con modos manuales, automáticos o ambos. También cámaras mecánicas o electrónicas. Acá también se incluyen las cámaras desechables, las cuales todavía pueden conseguirse en internet (probablemente en tiendas Fuji acá en Guatemala). Cualquier cámara funcional será útil obviamente, pero para aprender bien las bases de la fotografía (dominio de velocidad, apertura, ISO) es necesario conseguir una con modo manual.

*Nikon es la única compañía que todavía vende y produce cámaras de película nuevas (Nikon F6).

LENTES

Existen cámaras de lentes intercambiables y de lente fijo. Las de lentes intercambiables nos dan una obvia ventaja sobre las de lente fijo (uso de lentes apropiados para distintas imágenes o géneros). Y al igual que en digital, la calidad de una fotografía va a depender mucho del lente que se utilice. Por lo tanto, es importante que al comprar un lente (o cámara de lente fijo) no solo investiguemos acerca de su calidad óptica, sino del estado del mismo ya que prácticamente estamos comprando equipo usado. Los lentes antiguos son más propensos a tener hongo en los elementos, disminuyendo considerablemente la calidad de la imagen.

Una de las recomendaciones que suelo hacer con respecto a las cámaras/lentes es comprar equipo Nikon. La montura F es la que se ha usado desde finales de los 50/principios de los 60 y muchos de los lentes que usan las cámaras de película también se pueden usar en muchos modelos de cámaras digitales. El grado de compatibilidad en digital varía según el lente y el cuerpo, pero en general puedo usar los mismos lentes con cámaras Nikon de película y digitales.

CORREA

Este accesorio no lo mencioné en la entrada sobre fotografía digital, ya que prácticamente todas las cámaras nuevas (y la gran mayoría de las usadas) ya la traen. Pero como en fotografía analógica estamos comprando equipo usado, muchas veces las cámaras vienen sin ella. No tener una correa no solo es incómodo a la hora de tomar fotos, sino también riesgoso. Las correas pueden comprarse por internet o se pueden hacer con un poco de improvisación (readaptando cinchos por ejemplo). No recomiendo salir a fotografiar sin una.

BATERÍAS

Si usamos una cámara electrónica no podremos tomar fotografías sin baterías. Debemos tener siempre un juego extra a la mano. El tipo de batería va a depender de la cámara. Y ojo, que algunas cámaras mecánicas usan la batería pero solo para el exposímetro, por lo que pueden tomar fotografías sin ella.

EXPOSÍMETRO

A menos de que tengamos miles de horas de experiencia fotografiando, es muy difícil juzgar la exposición de una escena sin un exposímetro. Si nuestra cámara ya posee uno (y es funcional) entonces solo es de aprender a usarlo y tomar fotografías. Las cámaras mecánicas con exposímetros de selenio no necesitan batería. Sin embargo, muchas cámaras de película poseen exposímetros que ya no funcionan y en esos casos necesitamos medir luz con un accesorio extra. Podemos comprar un exposímetro manual, usar una cámara digital con funciones manuales o aplicaciones para teléfonos móviles (busquen las opciones en su tienda para Android o iOS con “light meter”). Con cualquiera de esas tres opciones seremos capaces de medir luz para tomar buenas fotografías.

PELÍCULA

Ninguna cámara analógica está completa sin película nueva. En internet las opciones son muy variadas, tanto para película blanco y negro como color. En Guatemala estamos más limitados, pero no es imposible conseguir. Acá les ofrecía opciones para comprar. El tipo de película que compremos será siempre una decisión subjetiva y personal. La única recomendación que puedo dar es que si piensan hacer el revelado en su casa, es más fácil hacerlo con película blanco y negro.

Y algo con lo que hay que tener cuidado a la hora de tomar fotografías (principalmente con cámaras mecánicas) es que es relativamente fácil confundirse y pensar que la cámara tiene película adentro cuando en realidad no es así. Los contadores en estas cámaras funcionan con o sin película, por lo que aunque el contador diga que llevamos 15 fotografías, la cámara podría en realidad estar vacía.

DINERO

Como estamos hablando de equipo mínimo, no vamos a hablar sobre el proceso de revelado casero. Una vez tomamos fotografía con película el siguiente paso es revelar. Para ellos podemos llevar nuestro rollo a cualquier lugar de revelado (como los de esta entrada para Guatemala). El proceso de cuarto oscuro merece una entrada aparte.

PORTANEGATIVOS

Hace un tiempo hice el argumento de que las fotografías son el patrimonio más importante para el fotógrafo. Por ello, si nos tomamos en serio esta afición, debemos cuidar nuestras fotografías. Los negativos son muy delicados y la única manera de cuidarlos es guardándolos en portanegativos. Se pueden conseguir en internet. Taller Lumière tiene a la venta portanegativos no solo para 35 mm, sino también para formato medio y formato grande (4”x 5”; individuales o en hojas para 4).

OTROS ACCESORIOS

Aunque existen muchos accesorios que son útiles en fotografía analógica (caja de luz, lupa, disparador, escáner), con los que ya mencioné tenemos lo básico para comenzar a fotografiar. Pero hay otros que son un buen complemento y es importante mencionarlos.

CARTAPACIO/CARPETA/ARCHIVADOR

Considero a los portanegativos como parte del equipo esencial en nuestro flujo de trabajo, y aunque al final puede ser opcional, un cartapacio nos permite almacenarlos en un mismo lugar y de manera ordenada.

BOLSA/FUNDA

Es importante tener una bolsa para transportar nuestra cámara y sus accesorios, ya que no todo el tiempo tomaremos fotografías en nuestra casa. Las bolsas nos permiten llevar nuestras cámaras a donde sea de manera segura.

TRÍPODE Y CABEZA

Si existe un accesorio que reina sobre el resto sería el trípode con su respectiva cabeza. Hay una enorme cantidad de técnicas y géneros que no pueden realizarse sin ellos. Mi recomendación también es comprar un buen trípode desde el inicio. Un “buen” trípode es pesado y usualmente caro pero la inversión lo vale. La ventaja de los trípodes es que se usan de la misma manera tanto para cámaras digitales como para cámaras de película. Aunque tácitamente esta entrada se orienta a cámaras 35 mm, el trípode y cabeza para cámaras de formato medio y grande deben ser especiales. Muy pocas veces podemos usar el mismo trípode para distintos formatos.

LO ÚLTIMO

Todos tenemos diferentes maneras o preferencias para aprender. Hay quienes no tienen problema siendo autodidactas y quienes, seguramente influenciados por años de enseñanza y aprendizaje tradicional, prefieren clases presenciales. Independientemente de su preferencia, la inversión en educación es muy importante. Podemos aprovechar recursos gratuitos en internet, pero en algún momento vamos a tener que invertir ya sea en libros, talleres y clases en línea, talleres y clases presenciales o cualquier otro recurso destinado al aprendizaje de nuevas habilidades fotográficas. La fotografía nos brinda muchas maneras de crecer, incluyendo lo artístico y lo profesional. Y aunque la práctica es esencial, la educación es la que poco a poco nos separará del resto. En Guatemala hay muy pocos lugares donde se puede aprender fotografía analógica. El Club Fotográfico de Guatemala y RAW Laboratorio Fotográfico ocasionalmente ofrecen este tipo de cursos (aunque están más orientados al cuarto oscuro). Los fotógrafos Daniel Chauche y Daniel Hernández-Salazar también suelen impartir cursos y talleres de fotografía analógica. Taller Lumière también ofrece talleres de fotografía analógica, tanto de 35 mm como de formato medio y formato grande. Podemos organizarlos según sus necesidades. Contáctenos para más información.

Deje un comentario