Introducción a la fotografía con formato medio (Parte 2)

Tiempo de lectura: 2 minutos

En la entrada anterior hablamos de las características del formato medio y de algunas de sus ventajas. En esta ocasión muestro la otra cara de la moneda, ya que a pesar de sus virtudes, hay aspectos negativos que hay que tomar en cuenta.

DESVENTAJAS DEL FORMATO MEDIO

PESO

Muchas de estas cámaras son demasiado pesadas (una Mamiya RB67 puede llegar a pesar hasta 6 libras). Y hablando de esta misma cámara, solo el visor con pentaprisma pesa casi lo mismo que una cámara 35 mm mecánica, por lo que con él podríamos estar cargando un monstruo de 7 libras. Es por esta razón que algunas de estas cámaras son utilizadas casi exclusivamente en estudio.

PRECIOS

Debido a mi afición por este formato he observado que los precios de estas cámaras han estado subiendo un poco. Pero dependiendo de la cámara, podríamos estar gastando entre $625 y $1800 (las Hasselblad pueden llegar a ser bastante caras). La excepción podrían ser las cámaras plásticas como las Holga o Diana. Aparte de eso, la película y los accesorios también pueden llegar a ser caros.

TOMA DE FOTOGRAFÍAS MÁS PAUSADA

Aunque personalmente no es algo que me moleste, la toma de fotografías con formato medio es mucho más lenta que con 35 mm, y esto podría molestarles a algunas personas que están acostumbradas al ritmo de lo digital.

DESTINO FINAL

Esta es una desventaja que comparten todas las cámaras de película independientemente del formato. Al tomar fotografías con película deberíamos tener dos opciones después del revelado (que por sí mismo podría ser otro problema o desventaja): imprimir las fotografías en cuarto oscuro o escanearlas. Esto nos regresa al problema de los precios, ya que necesitaríamos todo un equipo de cuarto oscuro o un escáner adecuado para poder trabajar las imágenes finales.

MENOR CANTIDAD DE FOTOGRAFÍAS

Con una cámara de 35 mm podríamos sacar hasta 36 fotografías por rollo. En formato medio ya vimos que podemos sacar hasta un máximo de 15 por rollo (6 x 4.5). Y regresando al tema de los precios, un rollo 120 es también un poco más caro que uno de 35 mm. Por ejemplo, un rollo de Kodak Tri-X de 36 exposiciones cuesta aproximadamente $6.49, mientras que uno en versión 120 cuesta $7.59.

Comparativa de tamaño entre un rollo 35 mm y uno 120.

EXPOSÍMETRO

Aunque no todas comparten esta característica, muchas de estas cámaras no poseen un exposímetro. Esto nos dificulta un poco la labor ya que necesitamos otro accesorio para poder fotografiar. Podríamos usar nuestras DSLRs para medir luz, pero esto implica cargar dos cámaras grandes para poder tomar fotografías. También podríamos utilizar aplicaciones en nuestros teléfonos, pero estas no tienen la precisión de un exposímetro dedicado.

 ¿VALE LA PENA?

Por un lado, la calidad de una imagen no está dada por el equipo del fotógrafo sino por su visión, creatividad, técnica y concepto entre otros. Por el otro, sí existen diferencias notables de calidad entre la fotografía de formato medio y 35 mm. Y aunque para muchos el paso hacia el formato medio es un proceso natural en su crecimiento como fotógrafos, no es algo imperativo. Aunque solo lo intentáramos una vez, es una experiencia sumamente interesante, a través de la cual podemos aprender más acerca del arte de fotografiar.

Deje un comentario