Kodak vs. la bomba atómica

Tiempo de lectura: 2 minutos

A principios de la década de 1940, Estados Unidos, Reino Unido y Canadá colaboraron en el Proyecto Manhattan, que daría origen a la bomba atómica. La primera prueba exitosa (y secreta) de detonación fue nombrada “Trinity” y se realizó en el desierto de Nevada un 16 de julio de 1945. Ese mismo año, clientes de Kodak se quejarían de que sus placas para rayos X estaban veladas (las placas para rayos X son, en esencia, películas fotográficas). ¿De qué manera están ligados ambos eventos?

La bomba segundos después de la detonación.

AGUA Y CARTÓN

Luego de observar lo sucedido, los científicos de Kodak, liderados por Julian Webb, realizaron investigaciones (Kodak sabe resolver misterios como nadie) para determinar la causa. Pronto se dieron cuenta de que el cartón que cubría las placas veladas estaba contaminado con 141Ce, un isótopo del cerio que, se sabía, no ocurría naturalmente. El lote del cartón contaminado había sido producido por una fábrica en Indiana un 6 de agosto de 1945, a más de mil kilómetros de Nevada. Mientras investigaba el cartón de Indiana, Webb también observó el mismo fenómeno en cartón producido en una fábrica en Iowa en el mismo período de tiempo. Ambas fábricas se encontraban a lo largo de ríos, y se llegó a la conclusión de que era el agua la que había contaminado el cartón y que la fuente del cerio no venía del propio río, sino de precipitación [1]. Fue así como Webb trazó el origen del problema a la prueba Trinity en Nevada.
Prueba 0.025 segundos después de la detonación

FECHAS Y MAPAS A CAMBIO DE SILENCIO

Seis años más tarde, el gobierno de los Estados Unidos comenzaría a realizar más pruebas y los científicos de Kodak en Rochester, Nueva York (esta vez a más de 3 mil kilómetros de distancia) detectaron un incremento en partículas radioactivas. Ello obligó a Kodak a amenazar al gobierno con una demanda debido a las pérdidas que podría sufrir. Finalmente llegaron a un acuerdo, en el cual Kodak recibiría un calendario y mapas de futuras pruebas, información extremadamente privilegiada que debía permanecer en secreto [2].
Una de las pocas (probablemente la única) fotografía a color sobreviviente del evento por Jack Aeby.
En cuanto a la prueba Trinity en sí, los fotógrafos encargados de la documentación científica fueron Julian Mack y Berlyn Brixner. Las fotografías fueron tomadas con 50 cámaras fotográficas y de video. Una de las más importantes era una cámara Fastax, capaz de tomar hasta 10,000 fotografías por segundo, lo cual significaba que solo podría documentar lo que sucedería en un período de centésimas de segundo. También se utilizaron cámaras estenopeicas que registrarían los rayos gama liberados en la explosión [3]. Ese día la prueba fue superada tanto por la bomba como por la fotografía.
Fotografía aérea del sitio de la detonación

Fuentes

 

[1] Webb, J. H. (1949). The Fogging of Photographic Film by Radioactive Contaminants in Cardboard Packaging Materials. Physical Review. 76(3), 375–380

[2] Blitz, M. (2016, 20 junio). When Kodak Accidentally Discovered A-Bomb Testing. Recuperado de https://www.popularmechanics.com/science/energy/a21382/how-kodak-accidentally-discovered-radioactive-fallout/

[3] Hoddeson, L., Henriksen, P., Meade, R. & Westfall, C. (1993). Critical Assembly: A Technical History of Los Alamos During the Oppenheimer Years, 1943–1945. Nueva York: Cambridge University Press

Deje un comentario