El “reactor” nuclear Kodak

Tiempo de lectura: 2 minutos

En la entrada anterior hablamos sobre cómo Kodak descubrió las primeras pruebas atómicas realizadas por el gobierno de los Estados Unidos. Sin embargo, no sería la primera vez que Kodak se involucraría con energía nuclear como veremos a continuación.

 

Kodak se interesó por estudiar las impurezas de químicos y otros materiales y también por el “escaneo” de imágenes a través de radiografías con neutrones. Al inicio utilizaban un reactor de investigación en la Universidad de Cornell, pero a mediados de los 70 lograron obtener uno propio. Conocido con el nombre de “Californium Neutron Flux Multiplier” (CFX), este aparato utilizaba 3.5 libras de uranio enriquecido (el mismo utilizado para fabricar bombas atómicas) y se encontraba en un sótano con paredes de concreto de más de medio metro de grosor, siendo operado de manera remota. Aunque comenzó a funcionar en 1974, no fue sino hasta el 2007 que fue desmantelado con ayuda del gobierno federal. Y a pesar de haber sido mencionado en artículos científicos y algunos documentos públicos, su existencia pasó desapercibida por el público en general y también por las autoridades locales de Rochester (base de operaciones de Kodak) y estatales [1].

El CFX

FUNCIONES

Cabe mencionar que este no era un “reactor” en el sentido estricto de la palabra, ya que no poseía la capacidad de fisionar un átomo. Por esta misma razón, la probabilidad de que ocurriese un accidente nuclear era prácticamente nulo. Los únicos peligros eran: 1) la radioactividad del “Californium” al que hace alusión el CFX y 2) la posibilidad del robo del uranio enriquecido. Con respecto al primer punto, al parecer la operación era tan segura que, aún después de más de 30 años de uso, el sótano donde se encontraba el CFX se consideraba, en el 2007, apto para su reutilización [1].

¿CÓMO FUE POSIBLE?

Aunque ya expliqué que el riesgo de mantener el CFX era muy bajo, en principio es difícil pensar que una empresa privada haya logrado construirlo y, por otro lado, haya podido conseguir uranio enriquecido sin que el gobierno de los Estados Unidos estuviera enterado. Para intentar explicarlo de manera breve y concisa admito que estoy entrando en el terreno de la especulación informada. Kodak y la CIA (incluso el Servicio Secreto) han colaborado en proyectos secretos (en su momento) desde mediados de los años 50, específicamente en temas de reconocimiento aéreo y satelital [2]. Seguramente estas sociedades abrieron las puertas para que el proyecto del CFX tuviera el aval y probablemente hasta la colaboración del propio gobierno.

Fuentes

[1] Orr, S. (2016, 18 agosto). Did you know? Kodak Park had a nuclear reactor. Recuperado de https://www.democratandchronicle.com/story/local/2016/08/18/did-you-know-kodak-park-had-nuclear-reactor/88944080/

[2] National Reconnaissance Office (NRO) & Center for the Study of National Reconnaissance (CSNR). (2014). Bridgehead: Eastman Kodak Company’s Covert Photoreconnaissance Film Processing Program.

Deje un comentario